El CORE es como nuestra prima de Murcia. Hemos oído hablar de ella, pero no tenemos muy claro quién es.

Pues bien, ahora voy yo y os hago un spoiler sobre esta “prima” diciéndoos que en realidad el core es vuestra abuela.

Y, ¿Por qué digo vuestra abuela? Muy fácil, porque ellas son el núcleo de todas las familias. Son las encargadas de unir, estabilizar, controlar y producir el bienestar en todas y cada una de las personas que componen una familia y eso es lo que hace exactamente nuestro core.

Unir

Seguramente hasta hoy escuchábamos la palabra core y aparecía en nuestra mente la imagen de unos abdominales. Pero la realidad es que es la zona de unión de columna, cadera, pelvis, estructuras abdominales (abdominales) y miembros inferiores.

Para entenderlo fácilmente es todo lo que envuelve al centro de gravedad. Y ahora seguro que alguien está pensando: < “Vale… pero… ¿Qué es y dónde está el centro de gravedad?”>.  Y como nuestro cuerpo es sabio nos puso un cartelito en plan “usted está aquí” llamado ombligo para que tengamos siempre un punto de referencia.

CORE 2

 

Estabilizar

Aunque parezca mentira y dejando totalmente de lado el deporte o rendimiento físico, las  actividades cotidianas como caminar, subir escaleras o incluso respirar dependen de lo estable que sea la musculatura de nuestro core.

 

Controlar

Se encarga de llevar “a rajatabla” el control postural y todos los movimientos que realizamos reduciendo  el riesgo a sufrir lesiones o dolores lumbares.

 

Producir

Es el responsable de producir la transferencia de movimiento entre el tren superior e inferior de nuestro cuerpo proporcionando mayor fuerza a nuestras extremidades y asegurando un apoyo firme.

 

Escuchando todo esto podríamos o mejor dicho deberíamos considerar vital el trabajo de esta zona realizando ejercicios de  potenciación y fortalecimiento para lograr una mejora inmediata en todas las acciones de nuestro día a día y mejorando notablemente nuestra salud y bienestar personal y físico.

Por lo tanto y como conclusión rápida y directa.

Cuida y fortalece a tu abuela. Tu cuerpo lo agradecerá.

Abuela CORE

 

Fdo. Inés Martínez García.

 

¿Aún no tienes Compex? Elige tu estimulador muscular